Google+ Followers

martes, 15 de julio de 2014

LOS NEGROS

LOS NEGROS

Negros - pintura de Martín La Spina


En el colegio casi no se preguntaba: hacerlo podía significar que de improviso, te tomaran lección. Así aprendimos que este país fue liberado por un elegante conjunto de familias patricias: generales de bigotes y cuello con puntillas, ahora convertidos en cuadros que descansan en casas de sus tataranietos en Palermo Chico.

El primer antecedente de lo que resultó a principios de siglo el Servicio Militar, fue la conformación con esclavos negros de los batallones de la independencia. En "Historia de Belgrano y de la independencia argentina" el general Bartolomé Mitre confiesa que "los negros y libertos formaron el núcleo de los batallones de la nueva democracia". Esto se hace más obvio cuando se recurre al censo de población; recuerda Nuria Sales en "Sobre esclavos, reclutas y mercaderes de quinto que "en vísperas de la guerra de la  independencia, 1/4 o 1/3 de la población correspondiente al territorio argentino futuro (indios "infieles" excluidos) era negra. Buenos Aires contaba con unos 15.000 esclavos para un total de 40.000 habitantes.

Tucumán tenía 55.000 negros y menos de 35.000 blancos, en Cuyo había 26.000 negros sobre 72.000 habitantes." (...) "En 1843 no quedaban sino 300 esclavos. Al abolirse definitivamente la esclavitud legal en la República 11 853) el negro argentino estaba prácticamente extinguido sin que la prohibición, muy anterior, del tráfico africano, pueda explicar el fenómeno." Sobre el mismo punto escribe Victor Gálvez en "Memorias de un viejo": "Muchos negros que apenas balbuceaban el castellano morían vivando a la libertad de esta tierra que los recibió como esclavos y que los emancipaba para que fuesen soldados."... "Los negros que pertenecieron al Ejército de los Andes se arrastraban por las calles con las piernas cortadas perdidas por la nieve al atravesar la cordillera, y estos inválidos que mendigaban el pan tenían luego en la mirada cuando hablaban de la patria que tan mal les pagaba.

Un decreto del 29 de Mayo de 18 lo obliga a reclutar otro sector marginado de la población: los gauchos vagos y maleantes sin ocupación conocída", y lleva la firma de Saavedra Castelli y Belgrano. La recluta gauchesca se lleva a cabo entre todos los "vagos" de 18 a 40 años. Varias décadas más tarde, en 1872, la persecución militar del gaucho dará origen al "Martín Fierro", poema nacional que presenta -paradójicamente- la historia de un desertor.

El 19 de septiembre de 1816 el entonces Director Supremo de las Provincias Unidas crea un nuevo regimiento de libertos. Pueyrredón recibe al poco tiempo un pedido de San  Martín desde Cuyo de quince mil soldados. San Martín sugiere en su carta que más de diez mil bien podían ser esclavos manumitidos al efecto. Poco antes de la victoria de Chacabuco, que le abriría en lebrero de 1817 las puertas de Chile, San Martín arenga a sus tropas: "Soldados, hace seis días erais esclavos, y ahora sois ciudadanos". Según el archivo de don Bernardo 0'Higgins, en Chile después de la nueva victoria en Maipú (5 de abril de 1817) el ejército, muy disminuido se repone y toma aliento: hay tiempo de establecer las bajas entre tal que abundan "naturales del longo y de Guinea". En estos días San Martin se entretiene escribiendo individualmente a cada donador de esclavos cartas para darle las gracias.

Jorge Lanata


El marplatense Jorqe Lanata (1960) es un conocido periodista que comenzó su profesión

siendo casi un niño. En el transcurso de la misma obtuvo diversas premiaciones, entre ellas un "Martin Fierro" al mejor programa periodístico radial. Pero asimismo, es autor de libros de investigación, de cuentos y una novela. En el diario "Página/12" que fundara en 1987, publicó el articulo precedente el 24 de abril de 1994, reproducido luego en diversos medios. El tema, desarrollado después por Lanata en su libro Argentinos" (2002), capitulo que titula "Los primeros desaparecidos", nos ayuda a comprender un fragmento de la historia nacional poco conocido: el que habla de la raza negra y su descendencia en la República Argentina.

Pablo A. Pila


Esto lo publica PABLO ALCIDES PILA en su obra “ALGUNOS MITOS, CREENCIAS Y DEVOCIONES POPULARES” en nuestra zona norte santafesina.

Ediciones “La Calandria” 2005 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En la brevedad será revisado y contestado.
Raul