Google+ Followers

jueves, 4 de septiembre de 2014

Silsh, una niña infame


Silsh, una niña infame


 
es la hora de dormir
mañana despertaré en niña mala
no arreglaré la cama
me vestiré con ropa sucia para la escuela
asustaré a mis compañeros
escandalizaré a los mayores
me comeré la tiza de la maestra
y fingiré estar enferma
de mis tareas que se ocupe el viento
liberaré mis zapatos de cordones
me rasparé las rodillas
cerraré la boca cuando me pidan que hable
abriré la boca cuando me obliguen a callar
sentiré por lo que quiera sentir
no por lo que otros me exijan a expresar
colocaré los codos en la mesa
tomaré los alimentos con la mano
hablaré con la boca llena
leeré libros prohibidos
escribiré palabrotas
descubriré las cabezas de las monjas
echaré a rodar sus cofias
¿ serán monstruos sin cabellos ?
¡ muero por saberlo !
no tendré temor de nada
cucarachas
niños malos
gatos y perros vagabundos
compartirán mi lecho y mesa
seré valiente
no me dejaré asustar
por los que dicen saber
los si y los no que saldrán de mi boca
serán porque me da la gana
pecaré y no me importará la condena
no cumpliré penitencias
romperé mi afasia
enterraré mi autismo
seré camarada del ruido y del destape
gritaré
patalearé
golpearé
correré
mañana no voy a llorar
mientras llega mi hora de niña infame
pretendo que no me apaguen la luz
recito mis oraciones
soy una niña buena
y le tengo miedo a la oscuridad.

© Isabel Guevara (Kentia)
Noct.XXII/MMII
(Venezuela)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario. En la brevedad será revisado y contestado.
Raul